Etiqueta: Sexualidad. En las anos noventa era un poquito dificil entrar en el ambiente sobre la pornografia.

Etiqueta: Sexualidad. En las anos noventa era un poquito dificil entrar en el ambiente sobre la pornografia.

LA PORNOGRAFIA: UN VIRUS MORTAL

Por: Eivert Caridad Fernandez.

suvenir que a los catorce anos, cuando cursaba el octavo jerarquia, a mi salon llego un pequeno procedente de Caracas. El chico encajo muy bien al grupo debido a unas revistas pornograficas que llevo al academia. Era la primera ocasion en mi vida que yo veia imagenes sobre chicas desnudas, asi­ como Afirmo con el 100% que Con El Fin De la mayoria de mis amigos Ademi?s.

Mis colegas y no ha transpirado yo eramos ji?venes, asi­ como Adquirir un video pornografico en los anos de vida noventa era practicamente una utopia, es decir, nunca era tan simple como hoy en jornada. Imaginense una decenio entera desprovisto canales privados de adultos, carente DVD eroticos, carente LA RED.

Han pasado casi 20 anos, asi­ como Hoy En Dia el universo a donde vivimos ha evolucionado de forma rapida. La generalidad de los ninos son diestros en la ejercicio cibernetica. Actualmente en fecha es normal ver a un nene sobre 8 anos manejando una computadora.

Estoy totalmente fiable que el la red seri­a Algunos de los inventos mas extraordinarios que se han concebido, pero Ademi?s se puede convertir en un arma sobre duplo filo.

En trato a las productos pornograficos, el empleo inapropiado del la red puede acarrear consecuencias en extremo graves en los adolescentes. Hoy en conmemoracion existe miles sobre jovenes adictos a la pornografia, y la enorme mayoria sobre ellos se iniciaron en la inmoralidad Gracias al Internet, originando una engendramiento adicta al sexo debido a lo comodo que resulta entrar en ese deslumbrante mundo. Igual que dije con anterioridad, anos atras obtener material pornografico era muy dificil; hoy por hoy se puede obtener a solamente un clic de trayecto

Bastantes padres ignoran este tema, porque Posibilitan que sus hijos pasen demasiado lapso manejando la computadora, asi­ como lo que ellos no saben es que posiblemente sus chicos estan iniciandose en el oscuro ambiente de la pornografia.

El doctor David Scott, en su texto: «La pornografia, las efectos en la clan, la colectividad y la cultura” (1), afirma lo siguiente:

Los nocivos efectos sobre la pornografia, tanto la mal emplazamiento «leve» como la potente, son extensos desplazandolo hacia el pelo permanentes. Tenemos conjuntos sobre investigadores que han realizado mas sobre 500 estudios sobre todos estos efectos y las conclusiones son concretas, coherentes e irrefutables. Lo cual nos da seis efectos principales de la pornografia.

  1. Aun la pornografia «leve» hace dano a cualquiera.
  2. Toda pornografia insensibiliza al que la ve.
  3. La pornografia causa adiccion.
  4. La pornografia degrada al matrimonio.
  5. La pornografia aumenta la intencion criminal sobre delincuentes peligrosos.
  6. La pornografia impulsa a realizar otros crimenes desplazandolo hacia el pelo los favorece

Tomando igual que premisa el estudios del Dr. Scott, seri­a trascendente reconocer que los efectos con anterioridad mencionados no solo afectan al individuo sino a toda la colectividad en general.

Analicemos lo siguiente. Sobre las seis efectos expuestos por el Dr. David Scott, deseo permitirme dividirlos en 2 mayusculos bloques:

  1. Efectos que danan al individuo sumergido en la pornografia
  2. Efectos que afectan a la colectividad, arti­culo del vicio de los individuos

PRIMER MONOLITO: EFECTOS QUE DANAN AL INDIVIDUO

Todo se origina como consecuencia de la fama. La Biblia dice en proverbios que “los ojos De ningun modo se sacian de ver” (Prov 27:20), sobre forma que todos las adictos a la pornografia tienen un ordinario denominador: la APARIENCIA.

Job, un adulto de la decrepitud, entendio que el corazon desplazandolo hacia el pelo la pensamiento de un varon se podri­an pervertir con solamente exponerse a imagenes que producen lascivia e inmoralidad. En el libro de Job 31:1 dice: “Hice un pacto con mis ojos, sobre no ver con codicia sexual a ninguna joven” (NTV).

Ya que, ?Quien diria que una “leve” apariencia de un semidesnudo traeria tantas consecuencias? Para la gran generalidad de estas seres, ver a la chica desnuda en una revista o en una cinta, se convertiria en la pequena semilla que con el lapso creceria mas y no ha transpirado mas. Un chiquito animalito que con las anos se convertira en un monstruo. Al completo comienza con una apariencia, desplazandolo hacia el pelo esa fama puede esclavizarte por el resto de tus dias.

  • La pornografia insensibiliza al varon

La pornografia dispone de el lograr de efectuar que las personas se conviertan en un muneco o en un titere. Maneja a quien la consume a su antojo. Solo basta que el monstruo pida alimento para que el consumidor busque las mil y una maneras sobre dar con imagenes que podri­an ir desde lo mas leve (soft porn) hasta lo mas asqueroso que te puedas imaginar (zoofilia, necrofilia, etc.)

Al principio, las personas se sienten apenadas y no ha transpirado juran que jamas lo volveran a realizar, sin embargo al ocurrir las dias, el humilde animalito de la pornografia pide que le den sobre consumir, de este modo que falto pensarlo dos veces y falto pensar en las consecuencias, vuelven a caer en exactamente lo. Con el lapso, ver tanta pornografia realiza que los corazones se endurezcan asi­ como se insensibilicen.

  • Causa adiccion

La pornografia causa adiccion. Stephen Arterburm, en su libro “La Batalla sobre cada varon” (2) , explica que la continuo exposicion a imagenes sexuales, los hombres reciben una dosis quimica que las eleva, la hormona emplazamiento epinefrina se segrega a la usual sanguinea encerrando en la memoria todo estimulo que este presente al segundo sobre la excitacion emocional. En otras palabras, que un individuo que va a comprar o a rentar una cinta pornografica, siente un estimulo mucho antiguamente sobre exponerse a las imagenes, pues el aspecto quimico hace su actividad: afectar el aparato nervioso que segrego la epinefrina en la corriente sanguinea.

Leave a Comment

Your email address will not be published.